domingo, 11 de marzo de 2007

Temperatura del cuerpo: Equilibrio entre producción y pérdida de calor

Tiempo de lectura del artículo completo: 3 minutos, 05 segundos
La temperatura del cuerpo es el resultado del equilibrio entre la producción de calor y la pérdida de calor, a través de los centros termorreguladores autónomos, que se encuentran en la base del tálamo del cerebro

Ciertas partes de los alimentos que ingerimos –azucares y almidones- son quemados por medio de un proceso químico dentro de cada célula y se convierte en calor.
No es la sangre y su temperatura la que calienta el cuerpo -porque algo debe haber que caliente la sangre- sino que es la acción del alimento llamada metabolismo, y es el sistema autónomo el que regula y mantiene más o menos constante la temperatura interior del cuerpo (excepto en caso de enfermedades) entre 37 y 41 grados Celsius a cualquier hora, todas las hora del día, todos los días de la semana, independiente de la temperatura externa.

La evaporación de la transpiración por los poros de la piel, es la que permite enfriar –autónomamente- el cuerpo.

Cuando la temperatura del cuerpo sube más de lo normal, es porque existe algo anormal y por lo general es en la corriente sanguínea donde se está librando una batalla contra cualquier enfermedad.

Transpirar para limpiar los poros de la piel
Además del aire que entra por los pulmones, también debe entrar aire a través de dichos poros de la piel, por donde se evapora la humedad del cuerpo.
Las personas que transpiran mucho cuando hace calor o hacen ejercicios, son normalmente saludables, de manera que a no temer por la transpiración, todo lo contrario: alertas frente a la falta de sudor.
Si los poros se ensucian o llenan de otras materias que impidan la libre transpiración, sobrevendrá algún malestar o enfermedad

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home